El amor a la vida

Amar la vida.

” En el arte de vivir, el hombre es al mismo tiempo el artista y el objeto de su arte, es el escultor y el mármol, el médico y el paciente”.

En esta ocasión, como algunos ya habéis podido adivinar, hablaremos de Erich Fromm, y os recomiendo un libro muy peculiar, porque no trataremos ningún prestigioso ensayo de Fromm, como sería de esperar, y para ser rigurosos ni siquiera se trata de ninguna de sus obras, sino que es el fruto de la recopilación de algunas de las charlas que mantuvo  en sus ultimos años de vida.

El amor a la vida” es la puesta por escrito de ciertas conferencias pronunciadas por nuestro hombre entre los años 1971 y 1979, pero antes de analizar brevemente esta obra tan singular me gustaría contaros un poco más acerca de su persona, pues este defensor a ultranza del psicoanális como forma de conocimiento humano, nació en Frankfurt, en el seno de una familia judía, en la significativa fecha de 1900. Significativa porque sólo con 14 años contempló con sus ojos infantiles la barbarie de la Gran guerra.

Con 22 años se especializará en psicoanálisis en el Instituto Psicoanalítico de Berlín, fundado por Sigmund Froid, del que él mismo se definiría como su discípulo. La figura de Froid, junto con la de Marx, representa el punto de partida de sus análisis y teorías, pero muy pronto se distanciará de él para intentar demostrar que los impulsos del hombre son producto de diferentes factores naturales y sociales, y no sólo de sus instintos sexuales:

“Todo hombre en su vida y a su manera, practica y debe practicar la psicología. Debe saber qué le ocurre al otro, debe tratar de comprender a los demás…Entramos en el laboratorio de la vida cotidiana, en la que podemos examinar todas las experiencias y casos que se nos presentan y reflexionar sobre ellos”

Fromm se establecerá en EEUU después del ascenso de Hitler al poder, se nacionalizará estadounidense y será profesor en Universidades como Columbia, Michigan, New York y Yale.

Hitler es uno de esos personajes que marcaron su vida, pues además de ser la causa de su marcha de Alemania, el nacismo es la temática desencadenante de su magistral obra “El miedo a la libertad” publicada en 1941. En ella psicoanalizará al hombre moderno, un hombre que según Fromm se siente aislado, ansioso e impotente, que rechaza la libertad como medio de realizarse a sí mismo, que prefiere la sumisión y la dependencia, y por ello  temina apoyando movimientos como el nacismo y diferentes clases de fascismo.

Podemos destacar, entre muchas obras de Fromm, “la sociedad sana” y “El arte de Amar“, y de su acercamiento a las aportaciones orientales resultaron obras como “Budismo Zen y psicoanálisis”.

Erich Fromm muere en Suiza en 1980. Por lo tanto, podemos decir que “El amor a la vida” representa su último testimonio. Como ya he dicho, en él se contienen la transcripcion de unas charlas con Erich en Locano y en Zurich, y que fueron emitidas por la SDR, una emisora de radio alemana. En ellas, mediante una inteligente conversación con un periodista, teoriza sobre la moral, la agresividad, la psicología, la condición humana, la crisis de la sociedad actual… pero siempre con una visión esperanzadora:

“Otro motivo de la crisis de la estructura patriarcal autoritaria debe buscarse en le evidente hecho de la revolución política, que cuestionaron las relaciones autoritarias. La obediencia pasiva y mecánica, está siendo eliminada lenta pero seguramente. Ya el mismo hecho de una revolución no fracasada, sino parcialmete lograda, prueba que la desobediencia puede triunfar”.

Fromm filosofa sobre lo concreto con humor, con inteligencia, pero sobre todo con muchísima nitidez,  pues no se trata ya de un elaborado ensayo, sino de explicarnos un poco más, y de viva voz, su particular manera de entender los temas que mueven el mundo. Fromm nos habla de su confianza en los jóvenes, de la incompetencia de la sociedad actual, de los orígenes de la agresividad, de la falsa abundancia:

“la abundancia superflua hace que los hombre se sientan felices en su fantasía, en si imaginación, pero no en lo profundo de su alma”

“Justamente cuando uno conoce y reconoce que la realidad del hombre encierra dentro de sí tanto lo mejor como lo peor, se está volviendo hombre”

En fin, si os interesa profundizar un poco más en la obra  y pensamiento del hombre que ha escrito que “sin amor la humanidad no podría existir un día más”, recordad este título:”El amor a la vida”: Conferencias radiofónicas compiladas por Hans Jürgen Schultz.  No os defraudará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s