El contacto con productos químicos afecta a nuestra fertilidad y calidad de vida

Publicado: 21 febrero, 2013 en Actualidade, Medio Ambiente...
Etiquetas:, , , , , , ,

Vivimos en un mundo en el que los productos químicos artificiales se han convertido en una parte de la vida cotidiana. Productos químicos contaminantes que parece que están afectando a nuestro sistema endocrino (hormonal), interfiriendo en los los procesos de desarrollo de los seres humanos y también de las especies animales.

Con estas palabras comienza el informe “State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals 2012. Summary for Decision-Makers” publicado ayer por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y la Organización Mundial de la Salud.

Este informe científico (cuyo resumen puede descargarse aquí) recomienda a los responsables políticos y demás “decision makers” que la sociedad debe actuar para prevenir los efectos adversos de los productos químicos en la salud de los niños, las mujeres embarazadas, las poblaciones fértiles, los ancianos, los pobres, los trabajadores y otros grupos vulnerables. Así, “una de las medidas para salvaguardar la salud de mujeres y niños es la minimización de la exposición a químicos antes de la concepción y durante la gestación, la lactancia, la infancia y la adolescencia”.

Algunos datos a destacar del informe “State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals 2012. Summary for Decision-Makers” (traducción propia del informe original en inglés):

– La salud y la vida depende de la capacidad de reproducirse y desarrollarse con normalidad, algo que no es posible sin un sistema endocrino saludable. En este sentido, si no funciona correctamente el sistema endocrino y el sistema reproductor, existe un grave riesgo para el futuro de las comunidades. Dicho riesgos se evidencian en este estudio, que pone de manifiesto la alta incidencia y la tendencia creciente de muchos desórdenes y trastornos relacionados con el sistema endocrino en los seres humanos.

– Un ejemplo de ello es el alto porcentaje de hombres jóvenes que, en algunos países (hasta un 40%) de los hombres jóvenes en algunos países tienen baja calidad del semen, lo que reduce su capacidad de tener hijos.

– En segundo lugar, se habla de un aumento de las tasas de malformaciones genitales, (cryptorchidisms e hipospadias), en los bebés varones o de la incidencia directa de los contaminantes químicos en alteraciones del embarazo como el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer, que se ha incrementado en muchos países.

– Se han incrementado en las últimas décadas los trastornos neuroconductuales asociados con la alteración de la glándula tiroides, que está afectando a un alto porcentaje de niños en algunos países.

– Las tasas mundiales de cánceres relacionados con el sistema endocrino: mama, endometrio, de ovario, de próstata, testicular y de tiroides, han ido en aumento en los últimos 40-50 años.
◦ Hay una tendencia hacia un inicio más temprano del desarrollo de las mamas de las niñas en todos los países donde ha sido estudiado, lo que es un factor de riesgo para el cáncer de mama.
◦ La prevalencia de la obesidad y la diabetes tipo 2 ha aumentado drásticamente en todo el mundo durante los últimos 40 años. La OMS estima que 1,5 millones de adultos en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesos y que el número con el tipo de 2 diabetes aumentó 153 millones a 347 millones entre 1980 y 2008.

Se sospecha que cerca de 800 sustancias químicas son capaces de interferir con los receptores hormonales. Sin embargo, sólo una pequeña fracción de estos productos químicos han sido investigados en ensayos capaces de identificar abiertamente los efectos endocrinos en organismos intactos. En todo caso, la velocidad con la que estas enfermedades ha aumentado en las últimas décadas supera los factores genéticos. Además de la exposición a las sustancias químicas, hay otros factores ambientales y no genéticos, tales como la edad o la nutrición, que podrían estar en el origen del aumento observado de algunas enfermedades y trastornos. Sin embargo, las grandes deficiencias de los conocimientos actuales hacen que sea extremadamente difícil señalar con exactitud las causas y los efectos.

Los autores del estudio demandan la necesidad de una mayor inversión de los Estados en investigación, con el objeto de poder mejorar el conocimiento científico sobre los efectos de la exposición a los productos químicos, con el objetivo de reducir los riesgos, maximizar los beneficios e identificar alternativas más inteligentes que vayan en el sentido de la transición a una economía verde.

Más información sobre el tema:

En este blog: ” La contaminación condiciona el bajo peso de los bebés al nacer

OMS:  “Nuevo informe sobre las sustancias químicas que perturban la función endocrina”

OMS: “Informe sobre los efectos de la exposición humana a las sustancias químicas” – en inglés

EL País: “La OMS alerta del peligro de compuestos de uso diario”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s